Al estilo de Dios
Al estilo de Dios

Al estilo de Dios

Hechos de los Apostoles ( 16,1-10)

San Juan ( 15, 18-21)

    No puedo querer cambiar  las costumbres de las personas, su manera de vivir; con el fin de anunciar y dar testimonio de Jesús.

    Es Dios , por el Espíritu Santo el que adecua la vida de las personas, a su estilo y fundamento de vida, en cuanto éstas lo aceptan.

    El anuncio del Evangelio tiene que ser desde el respeto a quien va dirigido. Si no me hago uno con el otro, este “ otro ”, no me podrá entender.

Siempre siendo fiel en coherencia a lo que creo, a lo que anuncio.

    El mismo Dios en Jesús, se encarna en el hombre para poder comunicarse con él.

“Él, que no es pecado, se hace pecado”. No por eso deja de ser,  “el sin pecado”.

 

¿Sufre las consecuencias del mismo?

Sí. Pero ese es el precio de la fidelidad al Padre, así mismo y a quienes quiere llegar.

Sí, pero estas consecuencias son el convencimiento de su mensaje llevado a la práctica con su forma de vivirlo.

En esa forma de vivirlo, lo propone. El que lo acepta y asume, experimenta en si mismo sus efectos.

La propuesta y anuncio de Jesús no es coactiva ni violenta. Es una invitación y donación gratuita. Tanto en la invitación como en la donación, se asegura pidiendo permiso a la voluntad del receptor. ¿ Quieres…? Si quieres…

El proyecto de Dios para el hombre no destruye nuestra vida. Reconstruye sobre ella, o construye. En ningún momento la anula.

La Iglesia, crece y toma cuerpo de Dios desde sus comunidades; por el anuncio vivido del Evangelio, por los cristianos.

El Evangelio no se contagia, ni por estrategias, ni por organigramas, ni por marketing…

El Espíritu Santo no entiende, no quiere entender de nuevas tecnologías. Él, es clásico, (no antiguo en el concepto de viejo o caduco) porque es el de todos los tiempos, así es asequible a todos. La cuestión está en que él es Dios. Y como Dios que es, es el que Es. Nosotros somos los de los cambios porque vamos buscando ser.

Su lenguaje es en clave de eternidad. Es de alcance universal para todos los seres humanos; de ayer, de hoy y de mañana.

Las maquinas y programas no entienden este lenguaje. No reconocen el código o clave.

El no se comunicó en forma de maquina, sino en Palabra Encarnada. Lengua y lenguaje universal que se conoce como Amor.

Dejarnos llevar por el Espíritu Santo. No nadar contra corriente. No intentar marcar nosotros la dirección, ni el rumbo al punto de destino.

Saber leer y hacernos con su lenguaje. El marca los tiempos de la siembra según la tierra. No empecinarnos en querer saber más que Él, ni “ignorarlo”. Muchas veces como le ponemos imagen de “paloma”, podemos confundirlo con cualquier otra “ave”.

Las señales más sencillas e inesperadas , muchas veces son la brújula del camino.

La sensibilidad espiritual se adquiere desde la comunicación y dialogo con el Espíritu Santo.

Esto, me lleva a la familiaridad y a intimar. Intimar con Dios es ponerme en su onda; por lo menos procurarlo.

¡Que difícil se me puede hacer la comunicación con Dios si no es desde la infancia espiritual!.

Pues muy mal nos va a ir si no. No pararemos de dar palos de ciego.

Es el mismo Jesús quien nos dice, “ si no os hacéis como uno de estos más pequeños, no tendréis parte conmigo”

No es fácil para un adulto, cuando desaparece el espíritu de hijo.

No infantiles, pero menos, infantiloides … siempre niños. Limpieza de niños.

Es así como podría hacerse realidad y además, creíble; aquello de, soy viejo en años pero de corazón joven.

Característica del niño, abandono ciego en su padre, y no digamos, en su madre. Pues Dios es Padre y Madre. Alguien dijo que el Espíritu Santo es la parte “femenina” de Dios.

Sin una actitud así, vamos a estar en un choque constante con nosotros mismos, y en vilo permanente. Me voy a estar martirizando de forma inútil, al querer contentarme a mi mismo, al mundo y a Dios.

En la vida del discípulo, hoy decimos cristiano parece que compromete menos, sólo hay dos caminos:

El de Dios, al estilo de Dios, o si no, el mío, al estilo del mundo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: